Número 2

Aún resuenan en nuestra memoria las palabras de una reconocida antropóloga cuando sostenía que “el desafío de una revista no es empezar y sacar el primer número, sino publicar el número dos y continuar con los subsiguientes. Existieron una infinidad de revistas que tienen su primer ejemplar, pero nunca alcanzaron el segundo”. Esta expresión no era más que un gesto de aliento que nos exhortaba a seguir con el esfuerzo, más allá de las contrariedades que pudieran presentarse.

Sin duda, con este número deseamos cumplir con aquel compromiso cuya meta última es brindar un espacio de publicación serio y transparente para todos aquellos jóvenes investigadores que tienen la necesidad de publicar y ven limitado el acceso a los espacios académicamente reconocidos. Pero al mismo tiempo, el segundo número de la revista Kula. Antropólogos del Atlántico Sur es el modo de plasmar nuestro más profundo agradecimiento a todas aquellas personas que nos brindaron una palabra de aliento y nos orientaron en el modus operandi de la labor editorial, como también a los más de cincuenta autores que confiaron en nosotros y nos acercaron sus trabajos para ser parte de esta embrionaria empresa.

La salida de este segundo número nos permitió evaluar diferentes aspectos de la revista y del trabajo realizado. Entendemos que lo que destaca a esta publicación es su espíritu amateur. Con esto no queremos aludir al sentido peyorativo de una falta de seriedad y profesionalismo, por el contrario estamos orgullosos de haber desarrollado con responsabilidad y rigurosidad cada uno de los pasos necesarios para el lanzamiento de esta publicación (teniendo la esperanza que los autores, evaluadores y miembros del comité científico puedan dar cuenta de ello y nos renueven su confianza en el futuro), sino que hacemos referencia al origen etimológico de la palabra, el verbo francés aimer, amar o sentir amor por algo. Porque más allá de la vocación de los integrantes del comité de esta revista por la disciplina antropológica en particular y la investigación social en general, está el deseo de defender apasionadamente este espacio tan loable como necesario que es Kula.

Todo nuevo emprendimiento tiene altibajos, pero a pesar de ellos en nuestro caso creemos que el balance es sumamente positivo. La experiencia obtenida a partir del primer número nos mostró las exigencias, responsabilidades y desafíos que conlleva la publicación de una revista de orden académico. Para lidiar con estas exigencias y con el objetivo de abrir la revista a nuevas miradas, seis nuevos compañeros de trabajo son actualmente parte de este emprendimiento: Agustina Altman, Alexis Bertero, Lena Dávila da Rosa, Muriel Morgan, Laura Szmulewicz y Fernando Toth.

Justamente esta nueva forma polifónica de trabajo se condice fuertemente con el espíritu de apertura y horizontalidad que pregona la revista, en todos los aspectos de su producción. En la misma línea, a partir de la edición del primer número se produjo un gran incremento de los artículos recibidos. Esto nos brindó una mayor riqueza de enfoques y trabajos, que si bien dificultó las tareas de edición, nos permitió compartir mayores horas de trabajo y discusión, fortaleciendo al nuevo equipo. Esta mayor respuesta nos llena de orgullo y nos gratifica por el hecho de haber generado una alternativa real y viable a las problemáticas de publicación de estudiantes y jóvenes investigadores.

En este número hemos tenido la oportunidad de brindar este espacio de publicación a autores de diferentes procedencias y estadios de desarrollo académico, desde estudiantes de grado hasta doctorandos, de acuerdo al perfil editorial de la revista. En todos los casos hemos tenido una invalorable colaboración de los miembros del comité científico de la revista y de los reconocidos profesionales que colaboraron con nosotros como evaluadores. A todos ellos estamos profundamente agradecidos, sabemos que Kula es imposible sin su participación y compromiso.

Queremos finalizar estas palabras renovando nuestro compromiso. Para nosotros, a partir de aquí, comienzan las tareas necesarias para publicar nuestro tercer número y las llevaremos adelante con el mismo espíritu amateur que hemos sostenido hasta aquí, con el mismo afecto y fervor con los que hemos defendido a Kula hasta hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s